Lunes, 24 Enero 2022
Martes, 18 Enero 2022 08:51

En la transición generacional, hay un mundo adulto que siente que las juventudes perdieron el pensamiento crítico. Desconoce que ese pensamiento crítico no sólo está vivo sino que mutó, es nómade, multidimensional, imprevisto y sobre todo político. La cancelación y otros gestos como simuladores de vuelo y ensayos de los códigos sociotécnicos con los que quieren vivir en un futuro cercano.

Jueves, 13 Enero 2022 12:15

Seremos testigos de una transformación sin precedentes de los sistemas productivos.

Viernes, 31 Diciembre 2021 13:29

Este año la provincia de San Luis al igual que el resto de la Argentina ha debido lidiar con el proceso de pospandemia que al igual que en el resto del mundo es una situación inédita.

En el aspecto político indudablemente el mayor hecho fue la elección nacional. Las PASO en primer lugar y posteriormente las elecciones generales de Noviembre próximo determinaron un nuevo mapa político pero con los mismos protagonistas de años atrás.

Martes, 18 Enero 2022 19:15

Dicen no pocos científicos, que la pandemia del COVID-19 estaría llegando a su fin. Ojalá! Igualmente sigamos cuidándonos.

Lo que nosotros sí sabemos es que en Argentina lo que nunca se va acabar es lo que nos pasó -y nos pasa- por la pandemia macrista, cuando en el año 2018 Macri trajo alFMI de vuelta a la Argentina.

Te acordás ¿no? Le dieron un préstamo excepcional de 57.000 millones de dólares para salvarle el gobierno y ayudarlo a ganar las elecciones. No sólo no ganó las elecciones, sino que además no se sabe donde están esos dólares. ¿Alguien los vio? En todo caso, por favor llamen al 911.

Y no es burlarse de la tragedia de la pandemia, al contrario. Pero por favor, mirá lo que tuvo que pagar Argentina, tu país, sólo en el año 2021.

La pandemia macrista.

En el año 2021 Argentina pagó -entre capital e intereses- 5.160 millones de dólares al FMI por los vencimientos de ese año correspondientes al préstamo Stand By que el organismo le otorgara a Mauricio Macri en el año 2018. Ese monto representa, nada más ni nada menos que el 1,1% del PBI… ¡Pero en dólares!.

La pandemia COVID-19.

En ese mismo año 2021, Argentina pagó 420.000 millones de pesos que fueron destinados estrictamente a las medidas tendientes a mitigar los efectos de la pandemia.Allí están incluídas las Vacunas COVID ($124.000 M), REPRO II ($90.000 M), Asistencia al turismo – Previaje($31.000 M) y reducción de contribuciones patronales a empleadores de REPRO II y Sector Salud ($51.000 M), además de la Ampliación de Políticas Sociales. Ese monto representa el 0,9% del PBI… ¡Pero en pesos!.

Conclusión.

De esta manera se puede advertir con mucha facilidad que, en el año 2021, la pandemia macrista fue para el Estado Nacional incluso más costosa que la pandemia COVID-19.

Pandemia macrista: 1,1% del PBI.

Pandemia COVID-19: 0,9% del PBI.

Y con un pequeña yapa: la pandemia macrista nos quita las divisas que tanto necesitamos como país porque al FMI hay que pagarle completa y exclusivamente en dólares… porque por más que le insistimos no nos acepta pesos.

Lunes, 15 Noviembre 2021 09:42

Con un resultado ajustado en el principal distrito del país, el FPV con aliados mantiene mayoría y quorum en el Senado, mantiene mayoría en Diputados, en suma, una elección correcta del oficialismo en un contexto de doble pandemia Macri y el COVID.

Con respecto a Buenos Aires es necesario señalar la enorme contribución de Mauricio Macri para que el resultado fuera tan ajustado. Todas las encuestas señalaban una distancia de no menos de cinco puntos a favor de Juntos tras las Paso, hasta que Mauricio Macri ganó centralidad en la campaña.

Así las cosas la remontada oficial es, centralmente, consecuencia de la las mejoras socioeconómicas aún discretas, pero básicamente de la reaparición de la figura de Mauricio Macri en el centro de la escena con sus fallidas declaraciones en la causa del ARA San Juan y las opiniones laudatorias que inevitablemente dio sobre sus cuatro años de gobierno.

Esta rentrée del ex presidente hizo revivir la memoria reciente sobre la calamidad de su gobierno y despertó el “panic – terror” hobessiano a su retorno en un sector amplio de la población, en especial en los millones de votantes del FDT en el año 2019, ausentes en la PASO del año 2021.

Recordemos que Mauricio duplicó el desempleo, hizo trepar 15 puntos la pobreza, la indigencia pasó de 6 a 8%, provocó un 20% de caída en el poder adquisitivo de salarios, jubilaciones y pensiones mientras endeudaba al país a un promedio de 32.500 millones de dólares por año, triplicando del ritmo de emisión que dejaron juntos la dictadura cívico-militar, el menemismo y la Alianza entre 1976 y 2001 (7.192 millones por año).

Su reaparición estelar hizo milagros y logró empatar una elección que el oficialismo tenía perdida en el principal distrito del país.



¿Qué conclusiones quedan de esta elección y las PASO para el gobierno?

Que debe cumplir el mandato electoral del 2019 y mejorara las condiciones materiales de existencia de los segmentos medios, medios bajos y populares que constituyen dominantemente su electorado que le dio una nueva chance en estas elecciones de medio mandato frenando la ofensiva neoliberal. Hay que confrontar con los sectores que concentran el ingreso y las desdichas de los segmentos medios, medios bajos y populares empobreciéndolos a niveles insólitos.

Al respecto es de observarse que proyectando los informes que publica el INDEC sobre la Evolución de la distribución del ingreso (EPH), el coeficiente de Gini (que es una medida de la desigualdad, la cual indica mayores niveles de inequidad, cuanto más cerca se encuentre de 1) pasó de 0,427 del segundo trimestre de 2016 a 0,435 en el cuarto trimestre de 2020.

Telam SE


Este empeoramiento de la estructura social echó por tierra el avance obtenido durante las gestiones kirchneristas, cuando en trece años con altibajos, pero de manera tendencialmente sostenida, se había logrado sacar de la pobreza a millones de habitantes -en especial niños- y reducir ostensiblemente el Gini que había dejado la crisis del 2001, que arrojaba en un extravagante 0,538 para el año 2002, según los datos del Banco Mundial.

Así mismo como se observa en los cuadros que acompañan esta columna, en el segundo trimestre de 2020, la brecha de ingresos promedio entre el 10% de la población con ingresos más elevados y el 10% de la población con ingresos más bajos fue de 20,2 veces y 24,8 veces en 2021 empeorando notablemente. A su vez, el 20% más rico obtuvo el 48,6% de los ingresos, mientras que el restante 80% de la población obtuvo el 51,4%. Esta situación de desigualdad afecta en mayor medida a las mujeres. Adicionalmente se observa que los varones obtienen ingresos promedio 29% superiores a los de las mujeres.

Estas circunstancias de inequidad distributiva explican por qué el mar de pobreza que atraviesa la Argentina hoy y es necesario reflexionar sobre ello. ¿Qué sobresalta del 40,6% de pobreza si en sólo 4 años el gobierno de Macri duplicó el desempleo y provocó una pérdida de 20% del poder adquisitivo real de salarios y jubilaciones? ¿Qué de raro tiene un 40,6% de pobreza general donde el sueldo mínimo vital y móvil, así como las jubilaciones mínimas se ubican en torno a los $25.000 mensuales y cubren apenas el 40% de la Canasta Básica Ampliada de pobreza? ¿Qué extraño se advierte en el 40,6% de pobreza mientras 2,3 millones trabajadores formales reciben salarios por debajo de la línea de pobreza de su hogar? ¿Qué llama la atención del 40,6% de pobreza cuando una canasta de pobreza para 4 personas asciende a $70.000 y el salario medio de la economía a $86.300 mensuales?

No hay nada de sorpresivo en el 40,6% de pobreza si como señalara CFK hubo ajuste fiscal: “El año pasado, con ocasión de presentarse el presupuesto, se estableció que el déficit fiscal iba a ser del 4,5% del PBI sin pandemia a partir de marzo del 2021 -situación que no se verificó como es de público y notorio. Cada punto del PBI en la actualidad es alrededor de $420.000 millones. A agosto de este año, a cuatro meses de terminar el año y faltando apenas unos días para las elecciones, el déficit acumulado ejecutado en este año era del 2,1% del PBI. Faltan ejecutar, según la previsión presupuestaria, 2,4% del PBI”: unos 10.800 millones de dólares.

Qué de inesperado supone un 40,6% de pobreza en un país donde el 10% más rico acapara el 32,3% del ingreso total y el 50% más pobre apenas accede al 20,5%.

Ninguna sorpresa, nada extraño, lo único inesperado resulta que no se debatan estos temas y menos que no se dispongan de políticas adecuadas para darle solución o al menos comenzar a transitar el camino hacia una sociedad mucho más equitativa que la actual.

En resumen y para no extendernos con cifras que siempre borronean el mensaje: El oficialismo sorteo con éxito relativos las elecciones de medio término y en muchas provincias logró revertir las derrotas de las PASO. Llegó la hora de cumplir el mandato electoral, llegó la hora de los pueblos como diría el viejo General.

Artemio López es sociólogo, analista político, titular de la consultora Equis

Martes, 09 Noviembre 2021 18:07

El jefe político del candidato a diputado Claudio Poggi -Mauricio Macri- asegura que volverá al gobierno en 23. Y que entonces sí va a poder concretar sus políticas y ya no de manera gradual. Dice que subir las tarifas más de tres mil por ciento, reducir salarios y jubilaciones un 20 por ciento en promedio y endeudar a la Argentina en más de 120 mil millones de dólares... y defaultear la deuda en pesos en apenas cuatro años, es el paradigma del gradualismo.

Los periodistas serios, apartidarios y apolíticos así lo aseguran mientras juran y perjuran que el gobierno de cambiemos tiene todas las características de un gobierno gradualista. Preparan el terreno para que el día de mañana, Macri o quien sea que llegue al poder con Juntos por lo que Sea tenga las condiciones creadas para aplicar las mismas políticas calamitosas que ya probaron tener alta capacidad de provocar daño. 

Calle Angosta | Periódico Digital. Publicación digital con artículos de interés en diversas temáticas, con selección de textos, imágenes, audios y vídeos.