Jueves, 02 Diciembre 2021

Alumnos de la "Comercio" aprenden a vender sus productos al por mayor

Publicado el Miércoles, 10 Noviembre 2021 09:40 Escrito por NTV

El colegio Nº 11 "Benito Juárez", popularmente conocido como la "Comercio", implementa una nueva metodología para sus alumnos, ya que las cuatro divisiones de quinto año fabrican prepizzas para venderlas al por mayor y así aprender a llevar adelante un negocio. La primera instancia es hacer la elaboración para consumo propio, pero en los próximos días saldrán a la calle a ofrecer, en almacenes barriales, sus propios productos.

 "Con este proyecto buscamos incentivar en los estudiantes el espíritu emprendedor y que apliquen contenidos de todas las currículas que cursan. Por ejemplo, para hacer la receta deben respetar los pesajes de cada ingrediente y a eso lo estudian en Matemáticas. Desde la materia Psicología les enseñan cómo dirigirse a las personas, cuál es la postura física que deben tener, y así vamos articulando los conocimientos", explicó Flavio Guzmán, el director del establecimiento.

Para saber a qué precio venderán las prepizzas, cada chico debe hacer un estudio de mercado, en el que tienen que consultar a cuánto están comprando ese producto los comerciantes, cuál es el costo de los ingredientes, entre otros puntos. "Van a recibir su ganancia con panificación: de cada diez que vendan, tres son para ellos y tendrán la libertad de ofrecerlo entre sus conocidos o consumirlo", contó el hombre. 

CONOCIMIENTO
En el "Benito Juárez", no solo los de quinto aprenden emprendedurismo. Los alumnos de sexto tienen una materia en la que desarrollan proyectos, que van desde vender cuchas para perros hasta elaborar cartucheras.

También, la máxima autoridad del colegio remarcó que dependerá de la cantidad de pedidos la frecuencia en la semana que dedicarán a poner las manos en la masa. "Empezamos con el proyecto la semana pasada. Actualmente va al aula-taller un quinto por día y están un módulo completo, que equivale a ochenta minutos, siempre en el turno tarde. Pero no significa que cuando empiecen a responder a los clientes no tengan que reforzar las horas de trabajo", aseguró.

Además, Guzmán aclaró que la decisión de comenzar con esta propuesta nació de los propios estudiantes. Los primeros panificados que habían hecho en el establecimiento eran bizcochitos, para repartirlos en los cursos junto al mate cocido. Pero los chicos sugirieron la idea de poder vender su producción. "Entonces empezamos a estudiar las posibilidades con el equipo docente y propusimos esto de las prepizzas. Este año es la prueba piloto, si vemos que siguen así de entusiasmados y comprometidos con la iniciativa, el año que viene lo harán desde principio de año", sostuvo el director.

 Una vez que definan el valor de la panificación y que comiencen a comercializarla, del total de dinero que reciban deben dividir entre un 30% y 40% para comprar más insumos, un porcentaje similar para poder solventar los gastos de luz y gas, y el porcentaje restante será la ganancia de cada alumno.

"Queremos que aprendan cómo es un negocio real, cuál es el funcionamiento, cómo es la administración, que busquen precios de la materia prima y que salgan a ofrecerlo en cercanía a su domicilio", remarcó.

Visto 307 veces

Calle Angosta | Periódico Digital. Publicación digital con artículos de interés en diversas temáticas, con selección de textos, imágenes, audios y vídeos.