Jueves, 13 Mayo 2021

El Salto de la Negra Libre

Publicado el Lunes, 03 Mayo 2021 15:47 Escrito por

Situado en el cordón montañoso de las Sierras Centrales de San Luis y a unos 70 kilómetros de la capital se encuentra el Valle de Pancanta. Lo primero que nos sorprende es la tranquilidad del lugar donde solo se escuchan pájaros.

Sin duda la travesía comienza mucho antes, sus ríos y arroyos te van guiando hasta llegar a un salto que es realmente imponente; una cascada de 65 metros de altura rompe con el paisaje llevando toda la atención, la cascada forma una pileta natural de unos 25 metros de ancho con 18 metros de largo.

La duración total de la caminata es de unas ocho horas, sin grandes desniveles y con un grado de dificultad intermedio.

El primer tramo es tranquilo, entre pastizales llanos con paredes de pircas que atraviesan el campo y dividen los terrenos. Los afluentes que se encuentran son el río Grande y el río Pancanta, así como también el arroyo Piedras Blancas. 

El paisaje es impactante con sus encantos y desafíos, la vegetación que abunda son cortaderas, cardos, flores silvestres y árboles autóctonos como los espinillos o los molles, que sólo crecen en las quebradas húmedas y laderas de ríos. Se pueden ver condores en los cielos y se pueden divisar también algunos de sus nidos y posaderas en la parte más alta y rocosa de las sierras.

Existen varias leyendas que cuentan la historia de su llamativo nombre; todas similares, pero con pequeñas variantes. Las versiones coinciden en que la protagonista era una mujer –probablemente una esclava negra en alguna estancia o quien llamaban “la negra” - que se escapó en busca de su libertad y al verse acorralada de sus perseguidores, se lanzó al río en este punto y nunca fue encontrada. De alguna manera en esta zona reina su espíritu libre, y también los pasos de las antiguas comunidades de Huarpes y Comechingones que habitaron en la región siglos atrás, y de quienes aún se encuentran vestigios.

Visitar el Salto de la Negra Libre es aventurarse hacia el corazón de las sierras por caminos poco explorados y repletos de tesoros naturales, pero también es sinónimo de la paz serrana y aprender a cuidar y respetar su maravilloso patrimonio natural; ser conscientes de la importancia de su preservación sin dejar más que nuestras huellas en el camino.

Visto 19 veces Modificado por última vez en Viernes, 07 Mayo 2021 12:48

Calle Angosta | Periódico Digital. Publicación digital con artículos de interés en diversas temáticas, con selección de textos, imágenes, audios y vídeos.